Colecho y lactancia materna

  1. La forma más segura de dormir los menores de seis meses es en su cuna, boca arriba, cerca de la cama de sus padres.
  2. La lactancia materna tiene un efecto protector frente al Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y el  colecho es beneficioso para mantener la lactancia, pero también aumenta el riesgo de SMSL por lo que no debe ser recomendado en:
    • Menores de tres meses de edad.
    • Prematuridad y bajo peso al nacimiento.
    • Consumo de tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
    • Situaciones de cansancio.
    • Colecho sobre superficies blandas o sillones.
    • Compartir la cama con múltiples personas.
  3. Si se desea una mayor proximidad con el bebé durante la noche, se puede utilizar una cuna tipo “sidecar” que no interfiere con la frecuencia de las tomas de pecho.