Lactancia en tándem

Es posible mantener la lactancia durante todo el embarazo y amamantar a los dos hijos tras el segundo parto (lactancia en tandem).

La leche producida inmediatamente después del parto corresponde a calostro. Los primeros días de calostro son clave para el recién nacido y la producción del mismo tiene un límite, por lo que hay que dar prioridad al recién nacido, que siempre debe ser amamantado en primer lugar.

La lactancia en tándem requiere mantener las medidas habituales de higiene. Si el lactante mayor presenta una lesión por herpes (labial o en otra localización), no debe ser amamantado, para evitar el contagio del recién nacido.